Wiki Harry Potter Avada Kedavra
Advertisement

La tarología o cartomancia es el estudio del futuro a través de cartas que muestran señales sobre el pasado, el presente y el futuro de la persona que consulta. Es una de las ramas de la adivinación más antiguas, y no se concentra solo en la inspección del futuro, sino que examina los factores del pasado de la persona, e incluso ayuda a quien consulta a conocer sus más profundos deseo. La Tarología sirve para relacionarse con uno mismo a niveles muy profundos para acceder a conocimientos escondidos en el mismo subconsciente.

Los expertos en Tarología usan las cartas como intermediarios para formar una lectura de la persona que necesita de guía en su vida. Mediante este método el individuo descubre por sí mismo, de mano del Tarólogo , los misterios que abarcan toda su existencia.

El Tarot es un mapa de ruta, un gran pergamino sin palabras de la historia de los individuos que con imágenes sugieren un proyecto de vida. Los tarólogos muchas veces tienen conocimientos generales de todas las ramas del Tarot, pero suelen convertirse en expertos de las tres líneas básicas del Tarot. El conocimiento del pasado para solucionar el presente, el conocimiento del presente subconsciente, y el conocimiento del futuro, siendo esta línea la más utilizada entre los expertos en esta rama de la adivinación.

El tarot funciona como una lupa que ayuda a ver los pequeños momentos de la realidad universal, una forma de estudiar la vida que abre el campo de la conciencia.

Historia[]

Existen muchos mitos y leyendas al respecto, se narra la leyenda de que Mazda, una oráculo persa, continuamente perdía todo, y cada vez que perdía algo las estrellas le enseñaban algo nuevo. Pasando el tiempo perdió tantas cosas y se perdió tantas veces, que abandonada de lo que es material comprendió el mensaje de las estrella, un mensaje eterno e inmaterial. Cuando finalmente encontró su camino, quiso compartir con todos los demás lo que había descubierto. Pero, en una sociedad que valoraba en exceso a las mujeres descubrió que no podría enseñar nada. Eso le entristeció, y vagó sin rumbo, guiada por sueños que le mandaban las estrellas. Ella aprendió que lo único a lo que tiene derecho la humanidad, es a perderse y a perder, y a encontrarse y a encontrar su propio camino. Las estrellas, que sondeaban todo, lo vieron y un caluroso día de julio lloraron y vinieron a la tierra. Cada lágrima de las estrellas fue un sueño que compartían con Mazda, cada uno de estos sueños estaba compuesto por miles de imágenes, imágenes que la oráculo persa dejó reflejadas en unas cartas que enviaba a sus familiares.

En el siglo XIV se encontraron estas cartas enterradas, no se sabe que paso antes, pero las imágenes impresionaron a un conde Suizo, en la ciudad de Berna, quien pidió a sus criados que plasmaran las imágenes en una baraja, y se dedicó a jugar con ellas sin entender muy bien con qué estaba jugando.

Con el tiempo estas cartas llegaron a académicos especializados en el arcanismo de la adivinación, y especularon sobre su procedencia. Debido a las diversas formas de entender las cartas se crearon diferentes barajas, cuyas aplicaciones fueron variadas, desde la enseñanza de los jóvenes, que en muchos casos eran analfabetos, hasta la adivinación.

Poco a poco se fueron comercializando cada vez más, y se convirtieron en el uso prioritario del Tarot como método de investigación. Fue la hechicera Francesa Gebelin quien le dio mayor repercusión durante el siglo XVIII, se esforzó en reunir toda la información sobre las cartas y crear un corpus de conocimiento que ayudase a todos a entender mejor los métodos para usar las cartas como guías del futuro. Su aprendiz Etteila, recopiló muchas de las notas de su maestra y publicó “Le livre de Mazda”, donde explicaba los conocimientos que había adquirido.

Cuando Gebelin murió fue Etteila quien siguió avanzando en este campo de conocimiento, y exploró el uso de las cartas como una forma de conocer no solo el futuro, sino también el pasado, creando el método de la lectura en línea temporal y la lectura en cruz.

Actualmente se usa el tarot y sus variantes por todo el mundo, incluso entre los muggles es un arte conocido, sin embargo, si forma de entenderlo es bastante oscuro y lejano a la realidad. En el mundo muggle han modificado las cartas de tal manera que la información que reciben, si es que realmente la reciben, muchas vece es errónea y está difuminada por sus propios mitos.

El Tarot se ha desarrollado y existen múltiples variantes, con diferentes arcanos y diferentes símbolos que ayudan a los especialistas a vislumbrar posibles futuros, aunque el primigenio fuese el que se atribuye a Mazda, otros muchos de orígenes diversos se han desarrollado, como el tarot druídico y el tarot chino.

El Tarot de Mazda[]

El tarot se compone de 68 cartas, que se dividen en Velos Mayores y Velos Menores

Velos Mayores[]

Los velos mayores son 20, y están relacionados con los aspectos esenciales de la experiencia humana. Están escalonados desde el inicio de un ciclo hasta su fin.

  1. El Mago: Representa la voluntad personal, la confianza en los proyectos y desafíos, el uso de las fuerzas para apostar por los proyectos. Su contraposición negativa implica la manipulación, la ambivalencia y el subterfugio.
  2. La semiveela: Representa la fertilidad y la soberanía, la energía que impulsa los principios creativos. La realización y la providencia que dan forma a la materia que no es materia. Su contraposición negativa implican la inexperiencia y la avaricia.
  3. El alquimista: Representa la voluntad, la autoridad y el orden, el esfuerzo que mantiene estable lo material, y proporciona seguridad y protección. Su contraposición negativa implica la dominación y el autoritarismo
  4. El profesor: Representa el mentor y el guardián de lo sagrado el coordinador de la vida espiritual. La contraposición negativa implica negativismo, dogmatismo y manipulación.
  5. El enamorado: Representa la libertad de elección y el resplandor intelectual, el placer de la autorrealización en una danza con los demás. Su contraposición negativa es la ambigüedad y la codependencia.
  6. La escoba: Representa la conquista y la exploración, la determinación y la energía que sirve para tener una imagen más amplia de la realidad, la energía de la construcción. Su contraposición negativa es la agresividad, la pérdida de la personalidad y la arrogancia.
  7. La esfinge: Representa la balanza universal, la armonía de lo que se opone, la evaluación de la realidad y la capacidad de adaptación. Su contraposición negativa es la inflexibilidad, la ceguera a la realidad y la intransigencia.
  8. El ermitaño: Representa el conocimiento que se asimila en su totalidad, la capacidad latente en alguien, la reflexión y el distanciamiento del mundo para evaluarlo correctamente, el estado previo a un cambio importante. Su contraposición negativa implica la transgresión y el engaño.
  9. El animago: Representa la redefinición de la existencia, la transmisión y las fluctuaciones de uno mismo y de la propia realidad, implica la falta de permanencia en algo. Su contraposición negativa es la inestabilidad crónica y la desorganización.
  10. El lobo: Representa la unificación de las fuerzas naturales, una fuerza estable, la capacidad de dominar el espíritu sobre la materia, de tener una determinación y saber aprovechar la virtud. Su contraposición negativa es la pérdida de control sobre el dominio propio.
  11. El colgado: Representa el aprendizaje, la maduración del conocimiento, la escucha atenta antes de una una decisión crucial. Su Contraparte negativa es la pasividad y la incapacidad de actuar o la decisión de no actuar.
  12. El conjuro: Representa la renovación, el cambio radical y la destrucción de los conceptos antiguos, la conexión entre lo que se sabe y lo que se desconoce. Su contraparte negativa es la decadencia y la desvitalización. Su contraposición negativa es la devastación, la decadencia y la desvitalización.
  13. El dementor: Representa la dependencia de una estructura, los impulsos que lleva a actuar por instinto en base a las pasiones y la avaricia de poder. La contraposición negativa está relacionada con el sometimiento, la perversión y el sectarismo, la entropía y el caos.
  14. La torre: Representa el regreso inesperado a la realidad, la destrucción de las ilusiones, la liberación de las energías que llevan a regenerar la propia existencia. su contraposición negativa implica disolución, confusión y calamidad.
  15. La estrella: Representa la expresión de un ideal, la percepción de la voz interior y el espíritu de la verdad que lleva a la realización de un destino deseado. Su contraposición negativa es el utopismo.
  16. La Luna: Representa la canalización de los sueños y las esperanzas que llevana la búsqueda de una cuerda que acerque la realidad a un propósito fijo. Su contraposición negativa es la adversidad y la incertidumbre.
  17. El Sol: Representa la felicidad y la armonía, el crecimiento de un conjunto, la unidad y la totalidad, los ideales de posibilidades indefinidas hacia un desarrollo. La contraparte negativa implica el elitismo y la dependencia.
  18. El juicio: Representa el momento de prueba que lleva a un veredicto, el final de una prueba el resultado de los esfuerzos y la realización de un propósito. La contraposición negativa implica problemas legales y acusaciones hacia uno mismo.
  19. El mundo: Representa el éxito y la autosuperación, la plenitud de ser en el mundo, la capacidad de lograr el plan deseado para la propia existencia. Su contraposición negativa implica la sobrevaloración de uno mismo, la ceguera moral o la impulsividad.
  20. El Lunático: Representa el fin de un ciclo, la búsqueda incesante de un nuevo ciclo, la evolución a un estado superior, la consecución de los resultados. Su contraposición negativa implica la locura, la obsesión, el fracaso.

Velos Menores[]

Los velos menores son 48:

Los velos menores se dividen en 4 palos que a su vez se dividen en 12 cartas cada palo. 9 cartas numeradas (del 1 al 9) y 3 cartas pertenecientes a la realeza.

Palos[]

  • Varita: El principio de la creación, simboliza el impulso que da inicio a todo, el poder y el dominio, los medios que conquistas y las reglas que dan paso a la construcción de una meta. Vinculado al poder y a la fertilidad, relacionado tanto con la sexualidad como con el deseo de combate y el impulso creativo. Su Contraposición negativa implica la violencia sin medida, la destrucción y la tiranía exacerbada.
  • Cristal: El principio de lo espiritual, simboliza el dominio del espíritu, la capacidad de diferenciar la verdad y la fantasía, la mentira de la verdad. Reafirma la autoridad, y la transparencia en las reglas, puede cortar para abrir y examinar el camino de la trascendencia. Su contraposición negativa se relaciona con la perversidad, el ejercicio del terror y el abuso del poder.
  • Moneda: El principio de lo material que simboliza la realidad objetiva y cuantificable, simboliza todos los sistemas organizados, es el receptor de lo espiritual que se relaciona con la espada y la varita,. Como la manifestación material de lo espiritual establece el soporte de los proyectos que se desean realizar, su contraposición negativa implica el materialismo excesivo, la codicia y el racionalismo.
  • Libro: El principio espiritual que simboliza la tradición, que contiene las leyes de la vida y la muerte, de la resurrección. Simboliza el corazón, el centro del ser y el asiento del alma, representa aquello que contiene la esencia de toda la vida y que es fuente de abundancia y plenitud. Su contraposición negativa implica autocomplacencia y pereza.

Cartas numeradas[]

  1. El número de la creación y la inspiración, el símbolo de lo que comienza o lo que va a comenzar, el iniciador, el pionero. En su contraparte negativa implica el individualismo y la arrogancia
  2. El número conector, simboliza la demostración, la unidad sumada a si misma, el trabajo, la apertura y el equilibrio. En su contraparte negativa implica la pasividad, la oposición y la corrupción.
  3. El número de la perfección, de lo completo, del todo, la raíz de la creación (3x3, la totalidad de los números). Simboliza la adaptabilidad, la originalidad y el deseo espontáneo de compartir algo importante. Su contraparte negativa habla de impulsividad, vanidad y dispersión.
  4. El número de la estabilidad y la racionalidad. Habla de la realidad que podemos tocar, señala los cuatro elementos de la naturaleza, la organización sistemática y el uso de los métodos para todo deseo. Su contraparte negativa implica intransigencia, rigidez, obstrucción.
  5. El número de la armonía universal, de la consciencia espiritual que se decanta sobre el bien o sobre el mal. Es el símbolo del canal, de la interconexión entre el mundo material y el espiritual, el número de la evolución. Su contraparte negativa implica inestabilidad, dispersión y subjetividad agresiva.
  6. Número del amor y la belleza, de las relaciones interpersonales dinámica y creativas, la conexiones entre seres físicos y espirituales. Este número simboliza la unión de los opuestos, es el juez que examina todos los caminos posibles. Su contraparte negativa implica la ambigüedad, la obsesión, la indecisión o la impaciencia.
  7. El número de la plenitud y la autonomía, es el número que une en su centro lo espiritual (el 3) sobre todo lo material (4). Simboliza el control absoluto de todas las situaciones. Su contraparte negativa está relacionada con la tiranía y el hedonismo.
  8. El número del infinito y la perfección, del balance cósmico entre lo material y lo espiritual, el símbolo de la regeneración y la justicia, simboliza la equidad eterna y la acumulación de recursos, la mejora de la productividad y el rendimiento. Su contraparte negativa implica la inflexibilidad y la intransigencia, la intolerancia.
  9. Numero del nacimiento, el número que contiene a todos los demás, que apunta a la autorrealización. Simboliza el último paso del ascenso espiritual y personal, l a experiencia y la transformación, el punto previo que da paso a todo lo nuevo, una crisis que lleva a un nuevo nacimiento. Su contraparte negativa implica la transgresión y la corrupción.

Cartas de la corte[]

  1. El Elfo: Relacionado con el servicio, representa la humildad y la admiración del trabajo, en el servicio hacia algo universal, representa la búsqueda de experiencia en el traspasar del tiempo para conseguir una meta. Su contraposición negativa implica la obediencia ciega, la pasividad y la pereza.
  2. El caballero: Relacionado con la rectitud de la conducta, la elevación moral, personifica al personaje noble a la maestría de uno mismo y a la rapidez de pensamiento y acción, es un mensajero, guía y mediador que da seguridad. Su contraposición negativa implica un entusiasmo desmedido, la impaciencia y la presunción de poder.
  3. El noble: Representan la soberanía individual y colectiva que se relacionan con la capacidad de percibir y sentir, personificando la sabiduría y la autoridad que media la ley y el juicio. Preside el nacimiento, la vida y la muerte, así como los sacramentos superiores. Su Contraposición negativa es la tiranía y el abuso del poder.

Metodología[]

Existen diversas formas de hacer la lectura de las cartas, todas parten de barajar las cartas concienzudamente mientras se mantiene en mente la situación a resolver. En caso de no hacerlo, la lectura será general sobre la vida de la persona que baraja.

La forma más básica es hacer una lectura directa en base a una pregunta concreta, donde el tarólogo baraja las cartas, mientras centra todo su pensamiento en la pregunta concreta que desea realizar, entonces saca tres cartas que responderán a sus preguntas.

La forma más común en una sesión de tarot es la tirada en cruz, donde se extienden 4 cartas formando una cruz, con una carta en el centro. La carta de la izquierdo representa a la persona en su presente y su actitud pasiva hacia su propia realidad. La segunda carta, la de la derecha representa la realidad que la persona debe enfrentar. La tercera, en la parte superior, manifiesta la actitud que la persona debe buscar para obtener una resolución positiva. La cuarta, en la parte inferior,representa la solución, la posibilidad de evolución a lo que la persona aspira. La carta central, revela la clave del proceso que la persona tiene que asimilar. Este método es mucho más profundo que el básico y ayuda a la comprensión completa de la persona y de todos los aspectos que le rodean y que le pueden guiar a tomar las mejores decisiones posibles.

Bibliografía de referencia[]

  • Le livre de Mazda por Etteile Di Luisse: Una recopilación de las pinturas y las explicaciones hechas por Etteile, sobre los conocimientos que adquirió de su maestra Gebelin, quien había hecho diversas investigaciones sobre los conocimientos persas. Concretamente los mitos y las leyendas que rodeaban a Mazda.
  • Cartas y oráculos, instrumentos del pasado por Rin Poisson: Un estudio de las diferentes interpretaciones que a lo largo del tiempo ha tenido los oráculos sobre el uso de la cartomancia, y como el don de ser oráculo empodera la interpretación de las cartas e imbuye de veracidad los presagios.
  • Desvelando las cartas por Visconti Berti: Un manual introductorio a las diferentes metodología de la lectura de cartas de Mazda, con ejemplos sobre posibles combinaciones de cartas y sus significados interpretados de forma generalizada.
  • Los augurios del futuro por Sybill Trelawney: En este manual la conocida profesora de Hogwarts relata su visión sobre el uso de las cartas para desvanecer las brumas de los tiempos que están por venir, y explica los errores de interpretación que se han cometido durante años al malinterpretar los presagios de Mazda y de Gebelin.
  • Cartomancia a través del espejo por Cassandra Vablatsky: Un libro escrito por la gran vidente, un texto requerido para quienes quieran adentrarse en el mundo de la adivinación mediante las cartas.
Advertisement