FANDOM


Un Horrocrux es la fracción de un alma encerrada en un objeto, de manera que alcanza la división. Es una división realizada mediante magia negra para la que hace falta muchísimo poder y conocimiento sobre este tipo de magia, además de la asunción de cambios y consecuencias en uno mismo.

Es una magia altamente peligrosa, por lo que no es de conocimiento público. Los libros y archivos que hablan sobre ello están especialmente vigilados y se requiere gran habilidad para comprender el tipo de poder que encierran los Horrocrux.

Creación Editar

Por definición, un Horrocrux es uno de los peores actos que puede hacer una bruja o un mago dado que sólo puede realizarse tras haber asesinado. Viola las leyes de la naturaleza al proporcionar al dueño la inmortalidad, a cambio de desgarrar el alma con cada una de las muertes propiciadas.

No supone arrepentimiento alguno, dado que debe realizarse un ritual inmediatamente después de la muerte para encerrar ese pedazo de alma que ha quedado quebrado, encerrándolo en un objeto a elección del conjurador. Es posible fracturar el alma en varias, encerrando cada una y creando diversos Horrocrux, pero esto supone que en el cuerpo original apenas quede y conlleve unas graves consecuencias.

Lo habitual es que se esconda el objeto, impidiendo que nadie pueda encontrarlo. De esta manera, si el dueño del Horrocrux muriese, podría regresar a través del mismo. Si lo destruyen, morirá para siempre.

Existen varias formas de destruir un Horrocrux. La primera de todas es con fuego demoníaco (Fiendfyre), conjurándolo sobre el objeto y deshaciéndolo. La segunda manera es con veneno de basilisco, el más poderoso de todos cuanto existen. Todas las formas de destrucción suelen presentar vida del Horrocrux, las partes del alma fragmentadas se rebelan contra la destrucción a la que se les está sometiendo y, en ocasiones, pueden llegar a matar a quién quiera destruirlo.

No hay que subestimar a los objetos de Horrocrux, dado que siguen siendo una parte importante del mago o bruja que lo cree. El poder es altísimo y suponen un gran reto a destruir.

Reabsorción Editar

Sólo hay una manera de poder reunificar el alma: el profundo arrepentimiento.

No es sencillo, dado que en muchas ocasiones el dolor es tan extremo que supone la muerte del conjurador. En ocasiones, de hecho, es mejor que hubiera muerto a reunificarla, ya que se cree que nunca se vuelve a ser uno mismo.

Los actos de amor y el arrepentimiento sincero son los mejores vehículos para deshacer la magia negra. Aún así, el proceso es tremendamente doloroso y puede llevar a la locura.

No hay registros de que se haya podido hacer, aunque como hemos dicho es información confidencial y altamente clasificada. Es imposible reabsorber el Horrocrux una vez lo has utilizado para revivir. No hay información sobre los Horrocrux.

Resurrección Editar

Para poder resucitar con un horrocrux es necesario recurrir a un mago o bruja muy poderoso y ducho en las Artes Oscuras. No cualquiera es capaz de realizar los rituales necesarios.

Una de las maneras para resucitar a un mago o bruja con Horrocrux es, en un caldero, realizando un ritual con los siguientes ingredientes: hueso del padre tomado de manera involuntaria, la carne del sirviente entregada de manera voluntaria y la sangre del enemigo tomada por la fuerza. Mezclados en el caldero resucitarán a la esencia del dueño del Horrocrux, devolviéndole un cuerpo cuando lo ha perdido o creándolo de cero. Debe haber presencia de uno de los Horrocruxes para realizarlo.

Otra de las maneras es, con el cuerpo del mago presente, utilizar cenizas de fénix y sangre de aquel que lo mató. Se recitarán unas palabras sobre el cadáver, refiriéndose a los tres elementos necesarios. Primero, se llamará al cuerpo deshabitado, rogando que vuelva a tener vida y purificándolo de toda descomposición; después, se esparcen las cenizas por el cuerpo y se llama a que prendan vida, igual que hacen con las criaturas. Por último, se esparce la sangre del asesino sobre el corazón y el torso del muerto, reanimándolo a la vida.

De nuevo, ninguna de estas maneras se encuentran al alcance de cualquiera. No están documentadas y son de muy ocasional realización; no se descarta que haya otros métodos de resurrección.

Consecuencias Editar

La degeneración física y mental son las principales consecuencias de los Horrocrux. Para crear uno hay que tener la sangre fría de asesinar y tener el propósito de encerrar el alma en un objeto, por lo que podríamos definirlo como cierto desequilibrio mental. Sin embargo, las consecuencias van mucho más allá de los porqués.

Cuantas más veces se quiebre el alma, más degeneración habrá. Se empezará poco a poco de manera física y mental a la par, pero terminarán por ser jirones irreconocibles si se fractura varias veces. Sus efectos no pueden camuflarse mediante Poción Multijugos y hay que ser un metamorfomago muy habilidoso para tapar los rastros, dado que el Horrocrux es una herida maldita que deja huellas muy profundas.

En caso de que el mago o bruja muera y no reviva de manera inmediata a través de su Horrocrux, quedará como una esencia menor a un fantasma. Apenas será perceptible y existirá conceptualmente, sin poder interactuar más que poseyendo a criaturas o personas, dejando un rastro y una porción de su alma en ellos de manera temporal. Cuando lo abandonen, también se perderá esa mínima fracción de alma que les haya permitido la posesión.

Magos con Horrocruxes Editar

Se sabe que ha habido dos grandes magos a lo largo de la historia capaces y deseosos de crear un Horrocrux.

El primero de ellos fue Herpo el Loco, un mago griego que se inició en las Artes Oscuras. También fue el creador y dueño del primer basilisco que se conoce, en el que se supone que encerró su parte de alma. Su consecuencia fue tener los ojos amarillos.

El segundo y más temido fue Lord Voldemort, fracturando su alma en siete partes. Sus Horrocruxes fueron (todos están destruidos):

  1. Su diario de estudiante: Creado durante su época estudiantil con el asesinato de Myrtle Warren, en la Cámara de los Secretos. Escondido durante años por Lucius Malfoy y destruido con veneno de basilisco por Harry Potter en 1993.
  2. Anillo de Marvolo Gaunt (Piedra de la Resurrección): Creado durante un verano con el asesinato de su padre, Tom Riddle. Estuvo escondido en Little Hangleton hasta que fue descubierto por Albus Dumbledore, quién lo destruyó con la espada de Godric Gryffindor impregnada de veneno de basilisco.
  3. Guardapelo de Salazar Slytherin: Creado después de su época estudiantil con el asesinato de un muggle. Escondido en una cueva hasta su robo por Regulus Black, posteriormente en el 12 de Grimmauld Place y finalmente destruido por Ron Weasley con la espada de Godric Gryffindor impregnada de veneno de basilisco.
  4. Copa de Helga Hufflepuff: Creado después de su época estudiantil con el asesinato de Hepzibah Smith, descendiente de la fundadora. Escondido en la cámara de los Lestrange en Gringotts, hasta su robo por parte de Harry Potter. Fue destruido por Hermione Granger con un colmillo de basilisco en la Cámara de los Secretos.
  5. Tiara de Rowena Ravenclaw: Creado después de su época estudiantil con la muerte de un muggle en Albania. Escondido en la Sala de los Menesteres de Hogwarts hasta su destrucción con un fuego demoniaco conjurado por Vincent Crabble.
  6. Nagini: Creado durante su época en Albania, poseyendo a Quirinus Quirrell y asesinando a Bertha Jorkins. Permaneció siempre al lado de Voldemort o cerca de él, hasta que fue asesinada durante la Batalla de Hogwarts por Neville Longbottom con la espada de Godric Gryffindor impregnada de veneno de basilisco.
  7. Harry Potter: Creado de manera involuntaria la misma noche que acudió a matarle en 1981. Una parte de Voldemort residió en él hasta que conjuró Avada Kedavra con la varita de Sauco durante la Batalla de Hogwarts. La maldición imperdonable mató la parte de Voldemort que vivía en Harry, eliminando el Horrocrux.

Lord Voldemort acumuló tantas consecuencias como Horrocrux hizo. Sus ojos se volvieron rojos, su rostro se quemó por completo, perdió el pelo, se le hundieron las mejillas y su piel palideció, perdió la nariz hasta hacerla plana y con cada gesto se volvió más inhumano. Perdió, por completo, su esencia y su cordura progresivamente con cada uno de ellos.

Otros magos y brujas con Horrocrux desconocido son:

  • Irvin Giles, realizado a medidos-finales del siglo XIX. Escogió guardar su alma en el cuadro más importante de su carrera como artista, el que estaba pintando en el momento del asesinato. Asesinó, por instrucción del tutor que le enseñó este tipo de magia, a su padre mago. Debido a la degeneración emocional del Horrocrux, Irvin es incapaz de experimentar los sentimientos más positivos de primera mano. Es capaz de racionalizarlo gracias a su conocimiento teórico de la mente humana, pero no de experimentar esas emociones en primera persona. No ha necesitado revivir gracias a él nunca, y se desconoce si ha podido hacer algún avance más en la fracturación del alma o si ha podido desarrollar alguno más.
  • Darius Hawthorne, realizado después de su atentado mortal contra Harry Potter en 2021, escogió la navaja con la que había cometido su primer asesinato para guardar su alma en él. Asustado por lo que podía haber sido y lo que podía ser de él, asesinó a un mago que trabajó para su padre y fracturó su alma hasta guardarla en el objeto. Lo escondió en el cementerio subterráneo de Hogwarts. Sus consecuencias son pérdida de color en los ojos, en la piel y en el cabello, sufre un albinismo sobrenatural no reversible. Lo ha utilizado dos veces para revivir.
  • Danielle R. Stevenson, reabsorbido durante el parto de sus hijos. El receptáculo fue una peonza regalada por Robert Stevenson, posteriormente destruida para no dejar rastro. A pesar de lo irónico que pueda resultar, Danielle creó su horrocrux por amor, para poder mantenerse junto a su marido sin sentirse débil. Mató a Leonard McCarthy para conseguir su propósito, un gangster de Londres. Sus consecuencias fue que se le agrió el carácter, se distanció de las personas que quería, y tras reabsorberlo, durante el parto de sus hijos, su dolor fue tal que le llevó a la locura, que le hizo renunciar a ese tipo de magia y la convirtió en una bruja completamente blanca.
  • Erika Poelmann, realizado tras la visita a Barovia en un ritual ceremonioso en la Basílica de la Santa Sangre, frente a su amado Irvin Giles y su pupila, Piper Queen. Escogió el famoso diamante Pink Diamond para encerrar una parte de su alma, tras asesinar a Lady Elizabeth Seymour, la mujer de Irvin Giles. Fracturó de esta manera su alma y le entregó una réplica del diamante a su pupila, para que lo custodiase. El objeto original se desconoce el lugar en el que ha sido depositado. Las consecuencias principales que ha adoptado Erika tras este ritual han sido una palidez mayor y una bajada de las temperaturas tanto en su cuerpo como a su alrededor.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.