Wiki Harry Potter Avada Kedavra
Advertisement

Los Guardianes son un grupo paramilitar formado por licántropos surgido de entre las víctimas de los atentados y ataques de otros grupos de hombres lobo. Son el grupo lupino con la historia más variante de todo Reino Unido pues su número, alianzas e incluso objetivos han ido variando desde su fundación.

A lo largo de su historia, ha tenido como principal objetivo poner fin a la maldición lupina o al menos el evitar su propagación. Durante gran parte de su historia esto les ha llevado a un enfrentamiento armado contra las otras dos grandes manadas licántropas, los Garras Rojas y la Manada de Fenris., aunque también ha habido periodos de treguas e incluso alianzas.

Los Guardianes han demostrado ser la facción británica con más capacidad de llegar a acuerdos con diversos grupos pues a lo largo de su historia han llegado a cerrar alianzas con el Ministerio de Magia, La Reserva, los Garras Rojas, la Manada de Fenris y una colonia de Gigantes.

Historia[]

Antecedentes y primeros años[]

No hay una fecha exacta para el origen de Los Guardianes. Durante la primera década del siglo XXI, cuando la Manada de Fenris al mando de Greyback realzaba ataques indiscriminados contra la población civil, varias de sus víctimas se organizaron y se dispusieron a plantarles cara. La mayoría de los que formaron aquel grupo inicial no tenían ningún tipo de experiencia en combate, pues rara vez Greyback y los suyos atentaban contra duelistas expertos. Tras varias escaramuzas entre ese grupo de licántropos y la Manada de Fenris quedó patente que la diferencia de poder y habilidad era demasiado grande como para que pudieran representar un peligro para los planes de Greyback. Ni siquiera cuando los terroristas pierden a su líder en el 2008 este grupo organizado de licántropos es capaz de plantar cara a la Manada de Fenris.

Habrá que esperar a 2014 para poder hablar de los Guardianes como manada propiamente dicha. Poco después de que la Manada de Fenris sufriera una escisión encabezada por Fosco que dio lugar a los Garras Rojas, Thomas Morrison tomó el liderazgo del grupo que había estado enfrentando a los terroristas y le otorgó cierta estructura. Bajo el auspicio de Lupo varios de los combatientes abandonan definitivamente sus hogares y comienzan a vivir juntos conformando, ahora sí, una manada.

Los primeros enfrentamientos entre los Guardianes y las otras dos manadas licántropas se seguirán saldando saldan con la derrota de los primeros y tardarán unos cuantos años en poder ser una fuerza a tener en cuenta en la lucha contra las manadas hostiles.

La Guerra de la Reserva[]

Tras la subida al poder de William Longshank en las elecciones ministeriales de septiembre de 2018 marcará un resquebrajamiento de la confianza mutua entre los Guardianes y el Ministerio de Magia. Aunque nunca habían llegado a ser aliados de facto, la cercanía entre ambos grupos desaparecerá debido al movimiento licantrofóbico que se apoderó del Ministerio de Magia. Poco a poco los Guardianes tuvieron que ir reduciendo sus acciones contra las manadas hostiles para centrarse en la propia seguridad de sus miembros ante una oleada de agresiones físicas e institucionales promovidas por el Ministerio de Magia, especialmente tras los atentados perpetrados en Hogwarts por parte de la Manada de Fianna en el 2020. Esta escalada alcanzó su culmen cuando, en el primer aniversario de dichos atentados se desató una batalla campal en Hogwarts.

Dicha batalla tuvo su origen en el secuestro y conversión en licántropo del ministro de magia William Longshank por parte de los Garras las Rojas. Liberado poco antes del aniversario, Longshank acudió al mismo ocultando su nueva condición. Durante su discurso, el ministro se inmoló tomando una poción declarando que todos los licántropos debían ser destruidos, incluido él mismo. Tras la deflagración Frank Marron, guardaespaldas y amigo del ministro de magia, llevado por la rabia trató de asesinar a Lupo, pero la maldición falló matando en su lugar a Kevin Farmer, segundo al mando de los Guardianes.

La escalada de violencia entre el Ministerio de Magia y los licántropos durante los meses siguientes no se detuvo, lo que obligó a los Guardianes y La Reserva a formar una Gran Alianza Lupina con los Garras Rojas y los Fenris. Aquella medida acabaría costando a Lupo el liderazgo de la manada meses más tarde.

Tras anunciar La Reserva el 25 de julio de 2021 la celebración de un referéndum que les conduciría a la independencia a principios de septiembre, el Ministro de Magia Viktor Worthington declaró la guerra al asentamiento. La Guerra de La Reserva, como fue conocida, no desembocó en ningún enfrenamiento físico pues el 26 de agosto, menos de un mes después, una comisión de licántropos formada por Paul Brent, Enrik Thorns y Jou Girant por parte de los Guardianes, los Garras Rojas y La Reserva respectivamente negoció la paz con la comisión ministerial formada por Viktor Worthington, Gregory Alasdair y Harry Potter. Este acuerdo incluía como cláusulas más importantes la liberación de todos los licántropos presos que no hubieran sido condenados por delitos de sangre y el fin de cualquier tipo de violencia por parte de las manadas licántropas.

Tras dos meses en los que el Ministerio de Magia no liberó a los presos, los Garras Rojas decidieron desoír al resto de los miembros de la Gran Alianza Lupina y el 22 de octubre atacaron el pueblo de Rye, un pequeño municipio en el condado de Sussex, causando 373 muertos. Este atentado supuso el fin de la Gran Alianza Lupina como tal. Los guardianes y La Reserva rompieron de manera pública con la manada de los garras rojas, sin embargo el asentamiento reserveño seguía refugiando a miembros de la manada de Fenris así como algún miembro de los garras rojas que no hubiera dañado a otras personas (cuyo número fue anecdótico). Esto supuso que los guardianes también rompieran relaciones con La Reserva y se refugiaran en las Northern Downs.

Northern Downs[]

La gestión de la Gran Alianza Lupina que conllevó a la Guerra Reserveña así como su intento de seguir manteniendo una alianza con La Reserva a pesar de su relación con las manadas hostiles, supuso el derrocamiento de Lupo como líder de los guardianes. Tras ocho años de liderazgo, Lupo y los suyos quedaron relegados a un segundo plano mientras que Paul Brent se hacía con el control de la manada. No obstante esto no supuso grandes conflictos internos y la facción de Lupo se mantuvo totalmente leal a la manada.

Los guardianes tratan de reconstruir unas nuevas relaciones diplomáticas con el Ministerio de Magia, que incluso llega a enviarles un destacamento de poción matalabos en enero del 2022 (que robarán finalmente los garras rojas). En junio de ese mismo año Paul Brent trata de convencer a reserveños que no estén de acuerdo con la política de alianzas del asentamiento de unirse a los guardianes, ofreciendo a cambio seguridad y cobijo. Estos intentos chocan de frente con la oposición de Jou Girant que finalmente acaba desbaratándolos. Las relaciones entre La Reserva y los Guardianes quedarán suficientemente dañadas como para que tarden años en reconstruirse.

En diciembre de 2022, tras apenas un año de liderazgo, Paul Brent fallece en misteriosas circunstancias que no llegaron a esclarecerse nunca. Dado que Lupo y los suyos eran bastante contrarios a la política de Paul Brent, y los motivos que llevaron a su relevo aún eran recientes, toma el liderazgo provisional de la manada Henry Beckett. Este erudito, que acabó convirtiéndose en gurg de un grupo de gigantes de las Northern Downs, logra una extraña alianza entre la manada y los gigantes que les permiten convivir juntos y en relativa armonía durante un lustro. Aunque Beckett era en la teoría un líder provisional, en la práctica se convirtió en la cabeza visible de la manada y la guió a un periodo de relativa paz. Mientras que los guardianes se beneficiaban de la protección que obtenían de convivir con los gigantes, éstos contaban con el apoyo de los magos licántropos cuando era necesario. Un ejemplo de ello se demostró durante la Batalla de los Montes Grampiamos, en el que licántropos y gigantes unieron fuerzas para derrocar a la invasión de un gigante nórdico.

Regreso a La Reserva[]

La situación de los guardianes se mantuvo más o menos estable hasta febrero de 2026. Tras la proclamación de la Carta a los Persas por parte de Pearcy Weasley, el Ministerio de Magia envió un grupo de funcionarios a tierras de los gigantes. Esta provocación surtió efecto y los enormes seres atacaron a los ministeriales, dando una excusa así a Weasley de enviar un destacamento militar. La proximidad de una batalla contra el Ministerio de Magia supuso que la casi totalidad de los guardianes abandonaran Northern Downs. Henry Beckett se mantuvo leal a los gigantes y combatió contra ellos en la conocida Batalla de las Northern Downs.

Desamparados, los guardianes aceptaron la oferta de refugio que les ofreció La Reserva. Esta situación llevó al límite a las tensiones internas de la manada y provocó numerosas deserciones de aquellos que no estaban de acuerdo con la política de alianzas que mantenía La Reserva con las manadas hostiles, especialmente con la Manada de Fenris.

Los Guardianes han ido mejorando sus relaciones con La Reserva, ofreciendo al asentamiento colaboración en la protección del lugar a cambio de poder mantenerse allí. A pesar de la convivencia, Los Guardianes y La Reserva siguen manteniéndose como grupos totalmente separados orgánicamente hablando. Incluso durante los atentados de los Garras Rojas del 26 de agosto del 2026 y del 23 de abril de 2027 ambos grupos actuaban de manera independiente, aunque coordinados por Jou Girant.

Ante el vacío de poder creado por la marcha de Henry Beckett, así como la deserción de gran parte de los guardianes que mantenían la ideología seguida por el mismo, Lupo ha vuelto a ser de facto el líder de la manada.

Relaciones diplomáticas[]

Los Guardianes son sin duda alguna el grupo licántropo cuya diplomacia más ha variado a lo largo de la historia. La tensión y distensión que han alterado las relaciones con numerosos grupos británicos no podría entenderse sin conocer la historia de la manada así como la personalidad de cada uno de los líderes que ha tenido.

Ministerio de Magia[]

La relación más complicada de explicar sería quizá la que une a los Guardianes con el Ministerio de Magia. Surgidos durante el gobierno de Brad Layfield, los guardianes fueron un grupo paramilitar tolerado por el Ministerio de Magia e incluso apoyado en alguna que otra ocasión. Sin embargo la manada nunca llegó a doblegarse totalmente a los deseos del ministro, lo que explica por qué nunca estuvo sobre la mesa la posibilidad de convertirse en un cuerpo oficial y completamente legal.

Durante los gobierno de Longshank y Worthington las buenas relaciones entre ambos grupos se quebraron hasta tal punto que Lupo acabó guiando a los guardianes a una guerra contra el Ministerio de Magia. Esta hostilidad podría haberse mantenido indefinidamente si no fuera porque en el plazo de apenas seis meses ambos grupos sufrieron un cambio de liderazgo.

Durante la etapa de Brent y Beckett en los guardianes e Irvin Giles en el Ministerio de Magia, la política de apaciguamiento impulsada por el ministro de magia surtió efecto y las relaciones entre ambos grupos se enfriaron bastante. Aunque nunca volvería la colaboración de la etapa Lupo-Layfield, sí que hubo alguna concesión por parte de la institución mágica a la manada (como el envió de poción matalobos).

Durante el gobierno de Weasley, que mantuvo una línea política contra los licántropos muy similar a la de Longshank y aún más radical que la de Worthington, las relaciones entre ambos grupos volvieron a enfriarse. La ruptura de los guardianes con los gigantes y el acercamiento de los primeros a La Reserva, así como la vuelta al poder de Lupo, ha supuesto que las relaciones entre los guardianes y el ministerio de magia queden temporalmente suspendidas.

La Reserva[]

Las relaciones entre La Reserva y los Guardianes han dado un giro de ciento ochenta grados a cómo eran hacía una década, aunque el camino para llegar a esta nueva situación ha sido intrincado y peliagudo. Desde la creación de los guardianes, éstos siempre han estado muy unidos a La Reserva. Tanto es así que durante los primeros años la manada era la encargada de proteger al asentamiento y no era raro que los reserveños más interesados en aspectos marciales acabaran uniéndose a los guardianes. La buena relación personal entre Jou Girant y Lupo facilitó este tipo de relación que llegó a su máximo exponente durante la Gran Alianza Lupina.

Tras la ruptura unilateral por parte de los garras rojas de las imposiciones licántropas del Tratado de La Reserva, y la negativa de Jou Girant de ir a un enfrentamiento abierto contra las manadas hostiles (antes al contrario, seguía ofreciendo cobijo a los miembros no violentos de las mismas), rompieron sus relaciones con La Reserva. Durante la etapa Brent-Beckett ambos grupos pelearon por situarse como alternativa licántropa a la marginación social del mundo mágico y a la violencia de las manadas hostiles. Aunque nunca llegaron a enfrentarse ambos grupos, tampoco volvieron a apoyarse en momentos de necesidad (como pudo ser la Batalla de los Montes Grampiamos que enfrentó a los guardianes con el gigante de hielo Thrymr.

Tras el gobierno Weasley y el abandono de la manada de Henry Beckett así como de gran parte de los seguidores de la política de Brent-Beckett respecto a La Reserva, las relaciones han mejorado notablemente. Lupo, líder provisional de La Reserva, ha aceptado vivir él y los suyos en el asentamiento, aunque mantienen su independencia del mismo. Siguen criticando algunas decisiones reserveñas, como la negativa de sus líderes a verse a sí mismos como monstruos malditos, pero el enfrentamiento que mantienen con los Garras Rojas les da una base común para trabajar.

Manadas Hostiles[]

Los Guardianes surgieron para hacer frente a las manadas hostiles. Enfrentados durante más de una década a ambos grupos terroristas, para los guardianes fue un trago muy amargo el tener que aliarse con ellos durante La Guerra de La Reserva. Cuando los Garras Rojas demostraron una vez más su verdadero rostro, la guerra entre las manadas licántropas regresó.

No son pocos los muertos de ambos bandos causados por el rival y el rencor es suficientemente profundo como para que las relaciones reserveñas con la Manada de Fenris haya provocado la mayor deserción de guardianes de su historia cuando la manada decidió instalarse en el asentamiento. No obstante, una parte de los guardianes actuales están planteándose unir sus esfuerzos a los de La Reserva, que busca lograr que la Manada de Fenriss abandone la vía violenta y se disuelva integrándose en el asentamiento. Está por ver cómo sería finalmente tomado ese hecho, si es que se logra, por todos aquellos guardianes que llevan años combatiendo contra la manada hostil.

En cuanto a los Garras Rojas, la guerra abierta declarada entre ellos y La Reserva hace que los Guardianes no tengan ningún tipo de tensión interna con respecto a la manada hostil: la confrontación total es la única opción.

Guardianes destacados[]

  • Lupo: Actual líder de los Guardianes, lo fue también desde su fundación en 2014 hasta el final de La Guerra de La Reserva en 2021 momento en el que asumió el liderazgo Paul Brent y, posteriormente, Henry Beckett hasta febrero del 2026. Lupo es ante todo un guerrero pro derechos de los hombres lobo. Tuvo una fuerte afinidad con el ministerio durante el mandato de Layfield y no dudo en comandar numerosas batallas (y derrotas) contra las Manadas Hostiles. Su política de firmar la tregua con sus antiguos enemigos para enfrentar a la amenaza ministerial durante La Guerra de La Reserva (junto con la brillante gestión del conflicto de Brent) le apartó de la primera línea de los Guardianes. No obstante, siempre ha sido totalmente leal con su manada y sus líderes, independientemente de no coincidir al cien por cien con las alianzas formadas por los mismos.
  • Paul Brent: Un auror que pese a tomarse la justicia por su mano en varias ocasiones, saltándose la legalidad, ha tenido una creciente fama y se demostró como un valioso miembro del departamento. Así fue hasta que llegó el día de su marcha del Cuartel por su conversión en licántropo, en febrero de 2021. Se unió a los Guardianes y su dedicación y habilidad le hicieron merecedor de que tan sólo seis meses después, en agosto del mismo año, fuera la voz de la manada en la comisión negociadora que logró alcanzar los Acuerdos de La Reserva y que puso fin a la guerra entre los licántropos y el Ministerio de Magia. Alzándose con el liderazgo de la manada, falleció poco después de un año, en diciembre de 2022, en circunstancias que nunca llegaron a aclararse. Fue Paul Brent quien inició una política de distanciamiento de los guardianes respecto a La Reserva por las alianzas del asentamiento con las manadas hostiles.
  • Henry Beckett: Un erudito que acabó moldeando a los guardianes con su propia impronta y siguiendo el camino iniciado por Paul Brent. Fue líder de los guardianes durante más de tres años, aunque teóricamente su puesto era provisional. Gracias a su astucia, poner en riesgo su vida y varios viajes que realizó por el mundo, Henry logró conocimiento suficiente como para convertirse en gurg de los gigantes de las Northern Downs. Esta posición le permitió llevar a su manada a ese territorio donde convivieron de manera pacífica y bastante hermanada licántropos y gigantes. Esta situación llegó a su final cuando el Ministerio de Magia y los gigantes se enfrentaron en una batalla abierta ya que los guardianes no querían formar parte de la misma. Henry, negándose a abandonar a los gigantes, permaneció junto a ellos renunciando así al liderazgo de la manada.
  • Karla: Esta bruja nacida en a finales del siglo pasado, fue convertida por los garras rojas poco después de la Guerra de La Reserva. Siempre fue una gran defensora de la línea política de Brent y Beckett, mostrándose muy contraria a la vuelta de Lupo al poder y con él la nueva alianza con La Reserva. Aunque estuvo planteándose dejar la manada decidió permanecer en la misma a sabiendas del futuro que les espera en la sociedad a la gran mayoría de los licántropos que tratan de sobrevivir en soledad.
Advertisement